Home » MICHOACÁN » EL Partido de la Revolución Democrática ayer, el PRD de hoy a sus 29 años de su fundación.

EL Partido de la Revolución Democrática ayer, el PRD de hoy a sus 29 años de su fundación.

Hola que tal mis dilectos lectores, por el momento he regresado a esta columna editorialista de este por este medio para participar en el acontecer histórico político de México, en especial de Maravatío, Michoacán, cuna del Perredismo desde hace más de 29 años.

Hoy en la actualidad este partido se encuentra en un proceso de volver a recuperar la confianza que muchos mexicanos fincaron en sus inicios cuando el proceso de democratización sentaba sus bases para derrotar al viejo dinosaurio del Priismo del régimen salinista. Grandes errores se han cometido porque los dirigentes perredistas que saborearon las mieles del poder lo están dejando aniquilarse porque ya sus ambiciones personales van más allá del sentir para lo que fue fundado. Para mala fortuna grandes líderes fundadores y activista políticos han abandonado este partido, unos para regresar a su partido del cual salieron, otros porque sus perspectivas de ocupar un puesto nunca les llegó y otros que descubrieron que el chapulineo actualmente es el mejor negocio de la Política.  Con este antecedente y sobre todo dentro de un contexto histórico me dirijo a los dirigentes y militantes perredista para recordarles cuál fue el  verdadero sentir de formar partido de izquierda, pero sobre todo recordarles una fecha histórica de la fundación de dicho partido a nivel nacional, es más, refrescarles un poquito la memoria que en Maravatío, Mich., nació un movimiento político social (UN PARTIDO INDEPENDIENTE QUE SIMBRÓ LAS ENTRAÑAS DEL MUNICIPIO Y FUE IMAGEN PARA LA CONSTRUCCION DE UN MICHOACAN MÁS DEMOCRÁTICO)  del cual nació  el PRD y aún más también  para recordarles quienes fueron sus fundadores de este  movimiento y que  deberían tener siempre en su memoria con lo fueron: David Caracheo, Tobías Quinto, Eva Nava, David Quinto, Narciso Ruíz, Pablo Cruz Parra, Jesús González, Esperanza González, Dolores Nonato “la maquinita y Primera dama Perredista”, Rubén García, Valente Parrales, Juan Moreno Lugo,  David Moreno Lugo, Rubén Gómez Téllez, José Luis Cruz Andrade,  Sergio Moreno, Crescenciano Hernández, Ezequiel Uribe, Josefina Zamora, Ismael Martínez, el amigo Campita vocero oficial, don Toño Bartolo  de Casablanca, Rubén Nava “el churro”,   Armando Uribe Galán,  Adolfo Vargas y Jaime Vargas, José Martínez el Mojarro, Don Valentín Uribe, Pedro él Licenciados, Samuel Cárdenas de la Estancia de Sta. Elena  entre otros que se me quedaron en el olvido. De estos ya varios no viven y que bueno que hoy, aunque sea muy breve se acuerden de ellos. Sin embargo, quiero precisar que el PRD como tal tiene que oxigenarse, tiene que volver a sus principios y sobre todo tiene que volver a generar la confianza para lo que fue creado y volver a demostrar que como partido puede solo seguir adelante sin coalición con otros partidos que en el pasado eran enemigos políticos por ser partidos de derecha. Pero, en fin, ya con estas coaliciones el pueblo sabrá tomar su mejor decisión.

Quiero expresar que el tema que me  ocupa hoy no es satanizar a nadie, mi objetivo es dar a conocer un poquito de la historia de este partido así como de sus principios por el cual se creó y sobre todo aportar a todos aquellos que se visten de amarillo sin sentir la esencia del color y el porqué de las transformaciones sociales y políticas del pueblo mexicano y de igual manera reconocer  a quienes durante años han sido leales  a su partido y que al margen de sus propias ambiciones han apostado a la transformación de la sociedad mexicana. Esta pues es parte de la historia:

En este año 2018, es el XXIX (29) Aniversario de la fundación del Partido de la Revolución Democrática es obligado recocer la historia del mismo, para enaltecer el extraordinario esfuerzo de Cuauhtémoc Cárdenas, Heberto Castillo, Arnoldo Martínez Verdugo e Ifigenia Martínez, quienes con un conjunto de personalidades provenientes de la Corriente Democrática y de organizaciones de izquierda, el 21 de octubre de 1988 llamaron a la creación del nuevo partido.

El cinco de mayo de 1989, en su Congreso Constituyente realizado en la Ciudad de México, el PRD adquiere plena personalidad política y, desde ese momento, despliega su fuerza en todos los rincones de la nación. Su actuación se vio seriamente obstaculizada por toda clase de acciones ilegales con las que el régimen de Carlos Salinas de Gortari intentó impedir el ejercicio de las garantías constitucionales de millones de mexicanos. Fue necesario, junto al registro otorgado por el Partido Mexicano Socialista, la movilización de ciudadanos, hombres y mujeres en todo el país, para lograr su reconocimiento legal como partido político nacional. En ese trayecto, muchos ciudadanos sufrieron los efectos de la represión: trabajadores, campesinos, integrantes de pueblos indios, profesionales. Todos ellos siguen en la memoria de los militantes perredistas. Desde su fundación el PRD se pronunció por elecciones libres, desaparición del régimen de partido de Estado y una profunda reforma democrática cuyo punto de partida fuera la autonomía y ciudadanización de los órganos electorales, de modo que el gobierno dejara de controlar los procesos comiciales. En gran medida, esto se logró con la reforma constitucional de 1996. Sin embargo, todavía quedaba un largo camino por recorrer. Culminar la reforma electoral que la nación reclamaba, lograr la auténtica ciudadanización y autonomía tanto del IFE (HOY INE Instituto Nacional Electoral) como de los órganos electorales de las entidades federativas, reclamaba nuevos esfuerzos. Se siguió luchando por el acceso equilibrado de los diferentes partidos y candidatos a los medios de comunicación y por un financiamiento austero y equitativo de precampañas y campañas.

PRIMER FRAUDE. En el año de 1988 se tuvo la certeza de quienes votaron por el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, de que él fue quien ganó la elección presidencial de ese año y fue un atraco al pueblo de México el fraude instrumentado en ese momento por el Estado.

La posibilidad de actuar con libertad en el marco de las instituciones de la República, representa un cambio histórico que quizás algunos jóvenes no perciban adecuadamente, baste recordar que en los años sesenta y setenta, salir a la calle a manifestarse por la democracia era motivo de persecución.

Todos estos avances, entre muchos otros, difícilmente hubieran cristalizado sin la actuación decidida y firme de millones ciudadanos que apoyaron al PRD.

Principios y pendientes del Partido.

Uno de ellos es la defensa de la educación pública, el derecho pleno de los campesinos a la tierra, un desarrollo rural independiente y la soberanía alimentaria. El PRD en sus inicios se opuso a la reforma contrarrevolucionaria al Artículo 27 Constitucional e impulsó la plena vigencia de la división de poderes, el Estado laico y el federalismo económico, fiscal y político son, hoy como ayer, principios vigentes y ahora en día el rechazo a las reformas no consensadas por el pueblo.

El PRD tiene muy presente como lo dijo Leonel Cota Montaño en el acto conmemorativo del XV Aniversario del partido— la democracia política sin democracia económica, es una fantasía.

Por otra parte, aún son innumerables las tareas pendientes. Se tiene que mejorar la administración pública en los gobiernos surgidos del PRD. En los estados, municipios y legislaturas se requiere impulsar una nueva política social, estimular proyectos productivos, respetar los derechos humanos y combatir toda forma de corrupción, impunidad y tráfico de influencias. Asimismo, es necesario que los cuerpos de seguridad pública den plena protección a la integridad física y al patrimonio de la gente.

Sobre todo, es urgente instrumentar políticas públicas orientadas al desarrollo sustentable, la generación de empleos, la mejora del ingreso y del salario y el apoyo —con medidas de fomento económico— a los medianos y pequeños empresarios. Solo así se logrará que, al término de la gestión de gobiernos y legislaturas democráticas, el ciudadano ratifique su confianza en los candidatos que se postulen a cualquier cargo de elección popular.

Estimados lectores, hoy PRD tiene grandes tareas de reinvicarse con el pueblo: la aplicación del principio DEMOCRACIA YA PATRIA PARA TODOS, evitar el conformismo de vender las ideas de izquierda a la derecha, ser una fuerza política de izquierda a favor del pueblo; ojalá hoy sus dirigentes y aspirantes políticos a puestos de elección popular actuaran con renovados bríos para encontrar caminos para vincularse con la gente que espera el verdadero cambio en sus aspiraciones más sentidas. Solo así podrán impulsar un nuevo rumbo para la nación, soberano, justo y democrático, basado en el respeto y promoción de los derechos políticos, sociales y ambientales del pueblo mexicano, sobre todo en nuestro lacerado Estado de Michoacán y el propio municipio de Maravatío el cual requiere una verdadera transformación en el estricto sentido de la palabra.

Hoy quiero terminar este artículo con una frase que cita: La democracia es el destino de la humanidad futura; la libertad su indestructible arma; la perfección posible, el fin hacia donde se dirige. HASTA PRONTO.

A los sobrevivientes del inicio del PRD en Maravatío, mis más sinceros reconocimientos por su trabajo realizado para llegar a estos 29 años de la creación del PRD municipal, para ellos este documento que he escrito para ustedes, es parte de su historia. A los que ya no viven, solamente les digo el PRD sigue en deuda por todo lo que ustedes hicieron para conformarlo.

RESPETUOSAMENTE

PROFR. JUAN MIGUEL NÚÑEZ SANTILLÁN.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Tags

COMENTARIOS